Polen: El nuevo superalimento


El polen de abeja es un suplemento natural que se obtiene de las abejas cuando recogen el polen de las plantas. Su poder reside en sus propiedades reconstituyentes, que hacen de este superalimento el completo perfecto para introducir en cada desayuno.


El polen está indicado para deportistas, en casos de anemia, para personas que realizan un esfuerzo intelectual importante cada día, para personas mayores, en casos de estrés y nerviosismo.


El polen es muy rico en aminoácidos, carbohidratos, antioxidantes y enzimas digestivas. Por otro lado, es un excelente complemento para lucir una piel sana y desintoxicar el organismo.


Propiedades:


El polen de las abejas es un pequeño tesoro alimenticio, un alimento "vivo" que te ayudará a reforzar tu alimentación y tu salud. Estos son algunos de sus beneficios:


- Refuerza el sistema inmunológico.


- Aumenta la hemoglobina.


- Aporta aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales.


- Tiene un gran poder antioxidante.


- Su riqueza en betacarotenos mejora el aspecto de la piel.


- Aporta gran cantidad de enzimas digestivas.


- Combate el cansancio y proporciona energía.


- Ayuda a combatir carencias alimentarias.


- Facilita la digestión


Te recomendamos tomarlo por la mañana (una cucharada es suficiente, media para los niños). También es importante tomarlo hidratado, para que sea más fácil digerirlo y se puedan aprovechar bien todas sus propiedades nutricionales.


Si sufres algún tipo de alergia o intolerancia y no estás segura/o de si puedes tomarlo, puedes ponerte unos granitos sobre la piel con una tirita, dejar unas horas y ver si aparece algún tipo de reacción (consulta a tu médico si tienes alguna duda).


Cómo tomarlo


El polen resulta sencillo de incorporar en nuestros platos, especialmente en el desayuno". Por ejemplo, el polen se incorpora en recetas muy originales en combinación con otros súper alimentos, por ejemplo elaboraciones con yogur y leches vegetales o bowls con chía, o smoothies naturales hechos al momento.


La manera de incorporarlo al desayuno es como topping saludable, incluso en tostadas o pancakes. También puedes añadirlo a la leche, el café, el chocolate, jugos o yogures.


Fuente: Elle

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo